Carta y Poema de Bert Hellinger a su madre

“Una de las grandes dificultades que enfrentamos es que, nuestras expectativas respecto a nuestra madre, van mucho más allá de lo que una mujer común puede dar.

A menudo, ella, nuestra madre, tiene que ser mejor que Dios. ¡Ay de ella si no es como Dios! entonces le hacemos reproches.

Cuando me di cuenta de ello, le escribí una carta a mi madre. Hace mucho que ella falleció, pero le escribí una carta. Mientras cuente esto, pueden contemplar a su propia madre.”

Bert Hellinger

Carta de Hellinger a su madre:

Querida mamá:

Tú eres una mujer común, igual que millones de otras mujeres. Te amo como a una mujer común.  Solamente por ser una mujer común, has amado a mi padre y también él es totalmente  común. Así es como se juntaron, como hombre y mujer. Se amaron como hombre y mujer, acto totalmente común. Soy fruto de su amor, un amor totalmente común. 

Luego me estuvieron esperando con esperanza, y también con temor, pensando en que todo resultara bien. Entonces me diste a luz con dolores, así como otras mujeres dan a luz a sus hijos.  Entonces, estaba ahí. Ustedes me miraron y se sorprendieron. ¿Es esta nuestra criatura?, pensaron. Se miraron a los ojos, y dijeron, «Sí, esta es nuestra criatura, y nosotros somos sus padres».

Me dieron un nombre, con el cual soy llamado. Y entonces, me cuidaron a lo largo de muchos años. Se preocuparon de mi bienestar y de lo que quizá necesitaría. Así estuvieron presentes para mí, como millones de padres estuvieron presentes para sus hijos.

Por haber sido tan comunes, también cometieron errores y hubo cosas que me dolieron. Pero sólo porque han cometido faltas, yo pude crecer. Les agradezco que fueran tan comunes. Así los amo, exactamente como fueron. Así fueron buenos para mí.

Querida mamá, aún tengo algo importante que decir: te libero de todas mis expectativas, sobre todo de aquellas que van más allá de lo que se pueda exigir a una mujer común. Nadie ha hecho más por mí que tú. Es mucho más de lo que fue necesario.

Así te amo, totalmente común, como eres, querida mamá.

Libro: «Meditaciones con Bert Hellinger»

Poema a la madre. 

Bert Hellinger. 

Querida Mamá / querida mami:

Tal como eres te tomo,

tal como eres tomo la vida,

tal y como me la has dado.

Y así eres justa para mí,

Lo tomo todo de ti,

Tal como viene de ti.

Abro todo mi corazón a lo que me das,

Incluso lo que fue duro y malo.

Así eres mi madre,

Y así soy tu hijo.  

Te tomo de ti, toda, entera,

con lo bueno y lo malo,

y la tomo al precio entero que a ti te costó

y que a mí me cuesta ahora.

La aprovecharé para alegría tuya

(y en tu memoria).

No habrá sido en vano.

La sujeto firmemente y le doy la honra,

y, si puedo, la pasaré, como tú lo hiciste.

Te tomo como mi madre,

y tú puedes tenerme como tu hijo / tu hija.

Tú eres la Verdadera para mí,

y yo soy tu verdadero hijo / verdadera hija.

Tú eres la grande y yo soy el pequeño / la pequeña.

Tú das, yo tomo.

Querida Mamá:

me alegro de que hayas elegido a Papá.

Ustedes son los únicos para mí. ¡Sólo ustedes!

Tomado de: https://gestaltsinfronteras.com/2020/05/10/carta-y-poema-a-la-madre-bert-hellinger/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Contáctanos por WhatsApp
Hola SomosPAR. Quisiera más información sobre tu programa. Gracias