Entonces te veo PAPÁ

Entonces te veo papá, me doy cuenta que nunca te fuiste, siempre has estado en mi corazón acompañándome para salir al mundo.

Entonces te veo papá, cada vez que te rechacé, rechacé mi 50%, cada vez que te renegué, renegué mi 50%.

Entonces te veo papá, estabas acompañándome cada día que me costaba salir de casa diciéndome que el mundo está afuera, avanza, confía.

Entonces te veo papá, estabas ahí cuando decidí tomar un riesgo nuevo y aventarme a algo desconocido, eras tú el que me decía “hazlo, si te caes aprendes, si lo logras celebramos”.

Entonces te veo papá, en cada trabajo que hacía para lograr un objetivo, me decías que fuera paciente, que la vida me recompensa con la misma fuerza que yo estaba dando.

Entonces te veo papá, cuando miro a una mujer y veo que hay que cuidarla, así como tú me enseñaste de respeto, educación y valores.

Entonces te veo papá, en cada límite de la vida que me enseña hasta dónde puedo llegar.

Entonces te veo papá, ahí estás, en mi corazón y no permito que nadie diga lo contrario, ni siquiera yo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Contáctanos por WhatsApp
Hola SomosPAR. Quisiera más información sobre tu programa. Gracias